Skip to content
helicopter landing on a patch of green grass with trees in background
https://aircharterservice-globalcontent-live.cphostaccess.com/images/spain/new_blogs/677898_thumb20(2)_tcm71-54369.jpg

Los aviones comerciales más rápidos del mundo


La vida va más rápido que nunca. 2019 pisará el acelerador a medida que las aerolíneas empiecen a responder a la demanda de vuelos con los aviones comerciales más rápidos del mundo.

El mundo se hace más pequeño con los aviones más rápidos

Desde los vertiginosos días del Aérospatiale/BAC Concorde (1976 a 2003), las aerolíneas comerciales han estado impacientes por romper las barreras del viaje supersónico. El jet de pasajeros británico-francés a turborreactor, con su icónica estructura esbelta y silueta con punta en caída, rompió los moldes con una velocidad máxima que duplicaba la velocidad del sonido a Mach 2,04 (o sea, 2180 km/h a altitud de crucero).

A pesar de que se adujeron infinidad de razones para su retirada, hoy en día se cree en general que la falta de innovación continua del diseño y rendimiento del avión, junto con el alto coste de combustible y su modesta capacidad de asientos (92 a 128 pasajeros), fueron las razones por las que British Airways y Air France decidieron cancelar el proyecto.

Ahora el viaje superrápido regresa gracias a tres factores principales que han creado la tormenta perfecta en el sector aeronáutico.

Desarrollos tecnológicos

El avión de reconocimiento de largo alcance Lockheed SR-71 Blackbird, empleado por la Fuerza Aérea de EE.UU. entre 1964 y 1998, es el jet con la velocidad más alta registrada, Mach 3,3 (3.540 km/h). O lo era hasta ahora. Los investigadores y los fabricantes han aprendido de los fracasos del Concorde y del Tu-144 y están ocupados desarrollando tecnología sostenible para aeronaves supersónicas.

El X-59 QueSST (versión corta de Quiet Supersonic Technology) se diseñó para superar el problema de la potente y peligrosa explosión sónica al alcanzar la velocidad máxima de Mach 2,2 en silencio relativo. Lockheed Martin fabrica la aeronave a un coste de 247,5 millones de dólares como parte del programa de demostración de Vuelo de Explosión Baja de la NASA. Se espera que el X-59 se entregue en 2021 y que las pruebas de vuelo comiencen en 2022. Las previsiones son que este avión abra el vuelo supersónico civil al público en general.

Falta de pilotos y un gran incremento de demanda en los viajes en avión

Aeronave de pasajeros con una rampa de abordaje en la pista del aeropuerto.
Aeronave de pasajeros con una rampa de abordaje en la pista del aeropuerto.

Según la previsión de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la demanda anual de vuelos se duplicará en los próximos 20 años hasta alcanzar los 7.800 millones. Mientras tanto, el número de pilotos en los EE.UU. se ha reducido en un 30% desde 1987. En la década de 1980, en torno a dos tercios de los pilotos de aerolínea eran antiguos militares, pero esa cifra se ha reducido a menos de un tercio en la actualidad. La marina predice que para 2020 habrá una reducción del 10% en pilotos y la Fuerza Aérea necesitará unos mil pilotos para 2022. El problema se podría solucionar parcialmente con aerolíneas comerciales rápidas que puedan transportar a más pasajeros a los destinos en menos tiempo.

Imperiosa necesidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono

Ahora mismo, a más velocidad de vuelo, mayor gasto de combustible. El año pasado, el vuelo comercial sin escalas más largo de la historia de la aviación tomó 19 horas desde Singapur a Newark, Nueva Jersey. El sistema de combustible del Airbus A350-900 ULR (ultra largo alcance) tuvo que incorporar 24 mil litros adicionales de combustible para hacer los casi 18.000 kilómetros sin escalas.

Al mismo tiempo, el sector de la aviación nunca ha tenido tan presente la importancia de reducir su huella de carbono como ahora, especialmente a la luz de las recientes catástrofes relacionadas con el cambio climático. El Programa de Compensación y Reducción de Emisiones de Carbono de IATA para la Aviación Internacional (CORSIA) tiene por objeto un crecimiento neutro de carbono para 2020 y una reducción del 50% en las emisiones de carbono de 2005 para 2050. El desafío de volar más rápido con menos combustible ha propulsado varias investigaciones sobre el uso de nuevos materiales compuestos y combustibles sostenibles para las aerolíneas que solucionarán el problema de la eficiencia energética en las aeronaves superrápidas.

Cuenta atrás para las aerolíneas comerciales más rápidas

Mientras tanto, si tiene prisa por llegar a alguna parte, aquí le presentamos las aerolíneas más rápidas.

Boeing 777 (1036 km/h)

Boeing 777 en vuelo con un atardecer de fondo.
Boeing 777 en vuelo con un atardecer de fondo.

Presentado inicialmente en junio de 1995, el quinto avión de pasajeros más rápido de nuestra lista es el Boeing 777, con su largo alcance, fuselaje ancho y dos motores. El Boeing 777, de fabricación estadounidense, es el avión comercial bimotor y más grande favorito del mundo, utilizado por British Airways, United Airlines, Cathay Pacific y Emirates. Su capacidad máxima es de 396 pasajeros y completa vuelos de largo recorrido con facilidad. La velocidad de crucero del Boeing 777 es Mach 0,84.

El 777 es el jet de fuselaje ancho de mayor producción de Boeing, superando al Boeing 747. Para enero de este año, unos 60 clientes habían hecho pedidos por 2.013 aeronaves de todas las variantes (ya se han entregado 1.584) desde que el servicio comercial del jet empezara con United Airlines en 1995. El 777 también tiene el honor de ser la primera aeronave comercial diseñada íntegramente por ordenador. Para crear los dibujos de diseño del 777 se empleó un sistema de software 3D CAD provisto por Dassault Systemes. El sistema fue pionero en permitir a los ingenieros diseñar una aeronave de forma virtual, en simulación. Al poder comprobar la interferencia y garantizar que las partes encajaban adecuadamente, pudieron reducir costes de forma significativa ahorrándose trabajo en la realidad.

Boeing 787 y Airbus A380 (1.049 km/h)

Boeing 787 preparándose para aterrizar.
Boeing 787 preparándose para aterrizar.
Airbus A380 volando con el cielo azul de fondo.
Airbus A380 volando con el cielo azul de fondo.

Los rivales Boeing y Airbus comparten un tercer puesto. El Boeing 787 Dreamliner se lanzó en octubre de 2011 y es un avión comercial de tamaño medio y largo recorrido con capacidad para 335 pasajeros y una velocidad de crucero de Mach 0,85. El 787 es un 20% más eficiente energéticamente que el Boeing 767, al cual reemplaza. Entre las características distintivas de la aeronave, destacan principalmente los sistemas eléctricos de vuelo, puntas alares curvadas, dientes de sierra para reducción del ruido en los bordes de los motores y ventanas de cabina más grandes que las de cualquier otro avión civil en servicio o desarrollo. Las dimensiones de las ventanas alcanzan los 27 por 45 cm, con un nivel visual más alto para que los pasajeros puedan tener una visión del horizonte. Desde 2011, Boeing ha declarado haber invertido 32.000 millones de dólares en el programa del 787. En 2018, el valor de un avión 787-9 alcanzaba los 145 millones de dólares, un incremento con respecto a su valor de 135 millones en 2014.

Su acérrimo competidor, el Airbus A380, comparte la misma velocidad Mach y cuenta con dos pisos, fuselaje ancho y cuatro motores. El Airbus A380, de fabricación europea, es el avión de pasajeros más grande del mundo y tiene una capacidad para 853 pasajeros. Está propulsado por turboventiladores Engine Alliance GP7200 o Rolls-Royce Trent 900 y cubre una distancia de 14.800 km. La aeronave se utiliza principalmente por Emirates (han pedido 123 aviones), Singapore Airlines y Lufthansa. El 787 Dreamliner de Boeing es popular entre Japan Airlines, Qatar Airways y United Airlines.

El proyecto del A380 costó 9.500 millones de euros (presentado en diciembre de 2000), pero subió hasta los 18.000 millones de euros cuando el cableado eléctrico de la aeronave sufrió percances que lo retrasaron dos años. La producción del A380 tuvo un pico en 2014, con unos 30 aviones por año, aunque Airbus cree que nunca recuperará su inversión en el desarrollo del jet. Se espera que la producción del último Airbus A380 tenga lugar en 2021.

Boeing 747-400 (1.055 km/h)

Boeing 747-400 preparándose para despegar en la pista.
Boeing 747-400 preparándose para despegar en la pista.

El segundo puesto es para el Boeing 747-400, con su fuselaje ancho y cuatro motores. El exitoso modelo 747 de Boeing ofrece a las aerolíneas una serie de mejoras tecnológicas y estructurales sobre modelos anteriores como el 747-300. Estas incluyen las aletas de 1,82 metros montadas sobre extensiones de puntas alares de 1,82 m, una cabina de pilotaje de cristal para dos pilotos (que elimina la necesidad de un ingeniero de vuelo), motores con eficiencia energética superior, un tanque de combustible opcional en el estabilizador horizontal y una mejora del carenado de las alas/fuselaje. El interior del jet presenta una mejora en la arquitectura del ocio en vuelo y puede albergar un máximo de 660 pasajeros en una configuración de una sola clase de alta densidad.

Los nuevos motores (Pratt & Whitney PW4056, General Electric CF6-80C2B1F y Rolls-Royce RB211-524G/H) han reducido el consumo de combustible y producen más propulsión, junto con un control de motor electrónico con autoridad total (FADEC). El 747-400 surca los cielos un poco más rápido que sus competidores, a una velocidad de Mach 0,855. Se presentó en 1989, con una capacidad máxima de 660 pasajeros. Sus principales usuarios son British Airways, Qantas y Lufthansa. El 747-400 es un avión comercial que se suele usar en largos recorridos y tiene autonomía para 14.200 km.

Boeing 747-8i (1.060 km/h)

Boeing 747-8i preparándose para despegar.
Boeing 747-8i preparándose para despegar.

El avión más rápido del mundo es de la familia Boeing: el Boeing 747-8i de fuselaje ancho. A este avión comercial ultrarrápido también se lo conoce como el 747-8 Intercontinental. Presenta un nuevo diseño de alas, nuevos motores y una mejora en el fuselaje y la eficiencia. Puede transportar a 342 pasajeros, incluyendo ocho en primera clase y 92 en Business Class. El Boeing 747-8i entró en servicio en 2012 y eclipsó a sus competidores a una velocidad de Mach 0,86.

En la versión aeronáutica de la lucha de titanes, el 747-8i ha estado compitiendo con el Airbus A380 en las rutas de largo recorrido. Boeing dice que su avión es un 10% más ligero por asiento y consume un 11% menos de combustible por pasajero que el A380 (lo que deriva en una reducción de costes por viaje del 21% y una reducción de coste por km en torno al 6%).

En 2017, la Fuerza Aérea estadounidense informó que reemplazaría los actuales Air Force One y Air Force Two (ambos Boeing 747-200s) por dos Boeing 747-8s originalmente diseñados para Transaero, la aerolínea rusa que entró en quiebra. Los jets se reacondicionarán con equipo de telecomunicaciones y seguridad para ofrecer los estándares de seguridad necesarios para servir como aviones presidenciales.

Mención honorífica

Boeing tiene planes de crear el avión comercial más rápido del mundo, capaz de eclipsar a cualquier otro avión civil que haya existido en el sector aeronáutico. El avión supersónico será capaz de alcanzar Mach 5 o 7.000 km/h (cinco veces la velocidad del sonido). Esto significa que un vuelo de Londres a Nueva York duraría apenas dos horas, comparado con el tiempo actual de 6 horas y 45 minutos.

En una entrevista de Aviation Week con Kevin Bowcutt, el jefe científico de tecnología supersónica de Boeing, este indicó que el objetivo es cruzar el océano y volver en el mismo día, por lo que el viaje en Mach 5 lo lograría.

Teniendo en cuenta los posibles obstáculos y retrasos que implicaría cumplir con los requisitos del mercado, la normativa y el medio ambiente, Boeing espera que el avión entre en servicio para finales de la década de 2040. Como preparación para el vuelo civil hipersónico, Boeing ha revelado diseños de un jet militar de operaciones de inteligencia, reconocimiento y vigilancia (ISR, en inglés) que podría surcar los cielos en 2023.

Parece que Boeing podría tener competencia en su carrera por el vuelo hipersónico. Se sabe que la Academia China de las Ciencias está desarrollando un biplano con dos capas de alas que volaría a Mach 5. Tardaría 2 horas en llevar a los pasajeros y su carga de Beijing a Nueva York (unas 11 horas más rápido que el tiempo actual).

Hasta que lleguen las súper e hipervelocidades, los servicios de jet privado continúan siendo la opción más rápida para viajar rápido y convenientemente. El Cessna Citation X+ es actualmente el jet privado más rápido del mundo, con sus motores de turboventilación de doble canal Rolls-Royce AE3007C2 con FADEC. En comparación con las aerolíneas convencionales, es capaz de quitar horas de viaje en cada ruta.

Descubra más acerca de los jets privados más rápidos del mundo con Air Charter Service y permítanos ofrecerle servicios de jet privado personalizados y sin estrés.

  • GERENTES DE CUENTA DEDICADOS
  • SIN COMPROMISO
  • 25 AÑOS DE EXPERIENCIA
  • DISPONIBLE 24/7

Email Us

Callback