Vaya al panel de contenido
Beautiful sunset while refueling an airplane.

Airbus es pionero en la creación de aviones de combustible ecológico en los EE.UU.


Airbus ha entregado sus primeros cinco aviones de combustible ecológico en los EE.UU. Los aparatos A321 fueron entregados en Nueva York a la aerolínea JetBlue. El primero llegó el 20 de septiembre y el resto a finales de 2018. Esto marca una nueva era para Airbus y forma parte de una tendencia en alza para reducir las emisiones de CO2 en el sector de la aviación.

Los Airbus A321 de combustible ecológico

White Airbus A321 flying in the sky surrounded by clouds.
White Airbus A321 flying in the sky surrounded by clouds.

Los Airbus A321 usan una mezcla de combustible tradicional y un 15.5% de renovable que ha sido certificado por Air BP y aprobado por la Administración Federal de Aviación (FAA). En realidad, esta mezcla de combustible ecológico ha estado disponible para los clientes de Airbus en su planta de Toulouse desde 2016 como parte de la European ITAKA, la Iniciativa para un Combustible Ecológico para la Aviación por sus siglas en inglés. Sin embargo, esta es la primera vez que estos aviones han sido entregados por Airbus en EE.UU. en su planta de Mobile, Alabama. Frederic Eychenne, director de Nuevas Energías de Airbus, ha declarado: “nuestra meta es obtener combustibles sostenibles en el sureste de los EE.UU. Es la oportunidad de trabajar en estrecha colaboración con las partes interesadas para aumentar la producción y la comercialización de combustibles sostenibles en la zona.”

Para mayor demonstración de sus credenciales ecológicas, Airbus ha recibido recientemente su certificado ISO 14001. Esta certificación voluntaria establece los baremos para los sistemas de gerencia medioambiental, con el propósito de reducir la contaminación y el daño producido por los combustibles fósiles. Airbus es el primer fabricante de aviones que ha recibido el ISO 14001 por todos sus servicios, plantas y productos.

Objetivos renovables para el sector de la aviación

Según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, en 2017 el transporte aéreo fue responsable de la emisión de 859 millones de toneladas de CO2. Esto supone un dos por ciento de las emisiones mundiales de CO2 y un 12% de las emisiones totales del sector del transporte; cifras que solo van a aumentar a no ser que el sector tome medidas. Según la predicción del mercado mundial de Airbus de 2018, el transporte aéreo aumentará un 4,4 por ciento al año hasta 2037. La industria de la aviación ha prometido reducir sus emisiones de CO2 a la mitad antes de 2050. Para conseguirlo, en 2016 la Organización Internacional de la Aviación Civil (ICAO) presentó CORSIA, un plan de reducción y compensación de carbono. La Comisión europea también ha presentado el Flightpath 2050 para reducir las emisiones de CO2 en un 75% por kilómetro/pasajero antes de 2050.

“El sector de la aviación cuenta con ambiciosos planes para la reducción de carbono lo que, en un sector en crecimiento, solo se puede conseguir con apoyo de todas las partes involucradas,” dice Matt Elliot, el director comercial de Air BP. Continúa: “Estamos trabajando en estrecha colaboración con las aerolíneas y con fabricantes como Airbus, para lograr cambios promocionando y asegurando el suministro de combustible ecológico alternativo.”

La ICAO predice que, si todo el combustible de la aviación fuera reemplazado por combustible ecológico antes de 2050, las emisiones de CO2 se reducirían en un 65%. Al adaptarse a combustibles ecológicos, JetBlue también espera reducir el impacto del cambio de precios de combustible en el futuro.

En declaraciones acerca de los nuevos Airbus A321, el consejero delegado de JetBlue, Robin Hayes, ha declarado: “este es otro ejemplo de cómo en JetBlue reconocemos que el futuro sostenible de la aviación pasa por la cooperación entre todos los agentes del sector. El uso de combustibles renovables refuerza la creencia de JetBlue de que podemos definir el futuro de este sector.”

Otros acontecimientos sostenibles en la aviación

Blurred airplane on the runway, with greenery in the foreground.
Blurred airplane on the runway, with greenery in the foreground.

En diciembre de 2018 Shell Aviation y Sky NRG también comenzaron a suministrar sus propios combustibles alternativos para la aviación, producidos por World Energy. La mezcla es creada con aceite de cocina usado, que presume de crear un ciclo de vida más corto en las emisiones de CO2 que los combustibles normales. Está en oferta en el aeropuerto internacional de San Francisco para las aerolíneas KLM, Finnair y SAS.

Para ir más allá en la reducción de emisiones y del calentamiento global, el sector de la aviación está desarrollando una nueva generación de aparatos híbridos y eléctricos ecológicos. Airbus se ha unido a Siemens y a Rolls-Royce para crear una nueva gama de aviones híbridos, siendo su último modelo el E-Fan X. Uno de los cuatro motores del E-Fan X ha sido cambiado por un ventilador-motor eléctrico y usa una turbina de gas para alimentar un generador eléctrico. Este avión biplaza se ha creado para vuelos comerciales de corto recorrido y será presentado en 2020.

Existen varios proyectos de aviones eléctricos todavía en desarrollo, como la asociación entre Wright Electric’s y Easyjet para lograr vuelos de corto recorrido sin emisiones de carbono. O el Zunum Aero, una colaboración entre Boeing y JetBlue Technology Ventures. El híbrido Zunum Aero puede llevar hasta 12 pasajeros y tiene un alcance de 1.126km. Está pensado como avión de transición y la compañía espera convertir el Zunum en uno completamente eléctrico en la próxima década.

Para que los aviones eléctricos sean viables, el sector necesita desarrollar mejores baterías con mayor densidad energética. Para más información: el futuro de la aviación y los aviones eléctricos.

Todas las citas en este artículo se pueden encontrar en el comunicado de prensa de Airbus sobre sus combustibles ecológicos, y lo puede leer completo aquí.

  • GERENTES DE CUENTA DEDICADOS
  • SIN COMPROMISO
  • 25 Años DE EXPERIENCIA
  • DISPONIBLE 24/7